El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo.

La incidencia de cáncer de mama está aumentando en los países en desarrollo debido al aumento de la esperanza de vida, la creciente urbanización y la adopción de modos de vida occidentales

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo.

La incidencia de cáncer de mama está aumentando en los países en desarrollo debido al aumento de la esperanza de vida, la creciente urbanización y la adopción de modos de vida occidentales

Los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección precoz sigue siendo la clave de la lucha contra esta enfermedad. Cuando se detecta precozmente, las posibilidades de curación son elevadas.

Existen factores de riesgo no modificables tales como el género, la edad o la etnia y otros modificables como el alcohol, el tabaco, el uso de anticonceptivos orales durante periodos prolongados, el tratamiento hormonal sustitutivo o la obesidad, que pueden aumentar las probabilidades de que una persona desarrolle un cáncer de mama.

A estos factores hay que sumarle los antecedentes familiares ya que las mujeres con familiares directos que han padecido un cáncer de mama, poseen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. Cuando hay antecedentes de cáncer de mama en 2 o más familiares directos y su detección ha sido antes de los 50 años de edad, se recomienda acudir a un especialista para valorar la opción de realizarse un estudio genético, ya que podría ser portador de una mutación genética que aumente el riesgo de cáncer de mama hereditario.

Los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección precoz sigue siendo la clave de la lucha contra esta enfermedad. Cuando se detecta precozmente, las posibilidades de curación son elevadas.

Existen factores de riesgo no modificables tales como el género, la edad o la etnia y otros modificables como el alcohol, el tabaco, el uso de anticonceptivos orales durante periodos prolongados, el tratamiento hormonal sustitutivo o la obesidad, que pueden aumentar las probabilidades de que una persona desarrolle un cáncer de mama.

A estos factores hay que sumarle los antecedentes familiares ya que las mujeres con familiares directos que han padecido un cáncer de mama, poseen mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. Cuando hay antecedentes de cáncer de mama en 2 o más familiares directos y su detección ha sido antes de los 50 años de edad, se recomienda acudir a un especialista para valorar la opción de realizarse un estudio genético, ya que podría ser portador de una mutación genética que aumente el riesgo de cáncer de mama hereditario.

Calculadora de riesgo

CALCULADORA DE RIESGO




Test de valoración

MARQUE LAS CASILLAS AFIRMATIVAS, LE LLEVARÁ MENOS DE 1 MINUTO


Política de privacidad de los datos (Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal):
Tus datos quedarán archivados en un fichero informatizado propiedad de SYNLAB y no serán, bajo ningún concepto, cedidos con fines comerciales a terceros. El fichero está destinado a la atención a los consumidores y la gestión de los asociados, el control de sus consultas y reclamaciones y el envío de publicaciones e información relacionada con las actividades de defensa y protección de los consumidores que SYNLAB realiza. Puedes acceder, modificar, rectificar o cancelar tus datos siempre que lo solicites, pincha aquí.