cáncer de mama hereditario
El cáncer de mama hereditario
20 febrero, 2018
tipos de cancer
¿Cuáles son los tipos de cáncer hereditario más habituales y qué características presentan?
13 abril, 2018

Síntomas de cáncer de mama, ¿cómo saber si tengo cáncer de pecho?

Síntomas cáncer de mama

cómo saber si padezco cáncer de pecho

 

Son varios los síntomas de cáncer de mama, este cáncer de pecho se origina cuando las células del pecho comienzan a crecer de forma descontrolada. Normalmente, estas células forman un tumor que a menudo se puede observar en radiografías o se puede palpar como una protuberancia (masa o bulto). Se considera que el tumor es maligno cuando las células crecen penetrando e invadiendo los tejidos circundantes o propagándose (metástasis) a áreas distantes del cuerpo. El cáncer de mama ocurre casi exclusivamente en mujeres, pero esto no quita que los hombres también lo pueden sufrir.

¿Dónde se origina el cáncer de pecho?

El cómo saber si tienes cáncer de mama puede originarse en diferentes partes del pecho. La gran mayoría de los cánceres de pecho comienzan en los conductos que llevan la leche hacia el pezón (cánceres ductales). Otros cánceres se originan en las glándulas que producen leche (cánceres lobulillares).

Aunque muchos tipos de cáncer de mama pueden causar bultos en el pecho, no todos lo hacen. Muchos cánceres de pecho se detectan gracias a mamografías de detección que pueden localizar los cánceres en una etapa más temprana. Normalmente, estos bultos se pueden tocar  antes de que presenten síntomas de cáncer de pecho.

Los tumores no cancerosos de pecho (benignos) son crecimientos anormales, pero no se propagan fuera de los senos y no ponen la vida del paciente en peligro. Algunos tumores benignos en el pecho pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de pecho. Cualquier masa o cambio en alguna de las mamas debe ser examinado por un profesional  sanitario especialista para saber si es benigno o maligno y si podría afectar el riesgo de padecerlo en un futuro.

 ¿Cómo se origina el cáncer de pecho?

padecer cáncer de seno síntomas

Los cambios o mutaciones en el ADN pueden causar que las células normales del seno se vuelvan cancerosas. Ciertos cambios en el ADN se heredan de los padres y pueden aumentar significativamente su riesgo de cáncer de mama.

Otros factores de riesgo relacionados con el estilo de vida, como la alimentación y cuánto ejercicio hace, pueden aumentar la probabilidad de padecer cáncer de mama, aunque aún no se sabe exactamente cómo algunos de estos factores de riesgo causan que las células normales se conviertan en cáncer.

Existen distintos motivos por los que se origina el cáncer de mama. Muchas veces puede venir dado por mutaciones hereditarias, por ello es muy importante conocer si en tu familia existen más mujeres y hombres que hayan padecido cáncer de pecho y llevar a cabo un estudio genético por prevención, para saber qué riesgo existe en un periodo a corto o a largo plazo.

 

¿Cuáles son los síntomas para saber si tengo cáncer de mama?

Saber cómo detectar el cáncer de mama es uno de los puntos más importantes de la salud del pecho consiste en conocer el estado de nuestro pecho y saber si se producen cambios o no.  Descubrir el cáncer de mama tan pronto como sea posible, aumentará las probabilidades de que su tratamiento resulte efectivo.

El síntoma más común del cáncer de pecho es una nueva masa o bulto en nuestro pecho. Normalmente es un bulto que no duele, duro y tienen los bordes irregulares, aunque esto no quita que estos  tumores cancerosos  puedan ser sensibles a la palpación, blandos y de forma redondeada.

Algunos de los síntomas del cáncer de pecho incluyen:

  • Hinchazón de todo el seno o parte de él (aunque no se sienta una protuberancia definida.
  • Irritación de la piel o formación de hoyuelos (a veces parecido a la cáscara de una naranja).
  • Dolor en el seno o en el pezón.
  • Retracción (contracción) de los pezones.
  • Enrojecimiento, descamación o engrosamiento de la piel del seno o del pezón.
  • Secreción del pezón que no sea leche materna.

En algunos casos, el cáncer de pecho puede propagarse a los ganglios linfáticos de las axilas o alrededor de clavícula y causar una hinchazón. El médico especialista debe examinar también los ganglios linfáticos que están hinchados.

Cualquier de estos síntomas puede ser causado por otras afecciones distintas al cáncer de pecho. En caso de sufrir alguno de los síntomas que hemos citado, es recomendable que se vaya  a un especialista que encuentre la causa y origen del mismo.

Bien es cierto, que las mamografías no siempre detectan el cáncer de pecho, por ello es muy importante vigilar cualquier cambio que podamos observar en nuestro pecho y conocer los síntomas que pueden dar origen a padecer este problema.

(Información sacada de https://www.cancer.org)

detectar precozmente el cáncer de pecho

¿Cuáles son los factores de riesgo que puedes controlar para evitar tener cáncer de pecho?

Peso. El sobrepeso supone un riesgo elevado de padecer cáncer de mama, en especial a las mujeres postmenopáusicas. El tejido graso es la principal fuente de estrógenos que posee el cuerpo tras la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir la hormona. Al aumentar la cantidad de tejido graso, aumentamos el riesgo de padecer cáncer de mama.

Dieta. La dieta no es únicamente un factor de riesgo para el cáncer de mama, sino que hay otro tipo de cáncer que también se pueden desarrollar por no tener una buena alimentación. Un buen comienzo puede ser evitar la carne roja y otras grasas animales, como el queso, la leche o el helado, que pueden contener hormonas u otros factores de crecimiento, antibióticos y pesticidas. Todavía no se ha determinado con certeza que alimentos son los que contribuyen al desarrollo del cáncer de mama, pero prevenir y evitar alimentos nunca está de más, siempre y cuando sea por nuestro bien.

Haz ejercicio. En la actualidad, existen más pruebas que indican que el ejercicio ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama. La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda hacer ejercicio físico entre 45 y 60 minutos al menos 5 días a la semana.

Consumo de alcohol. Algunos estudios revelaron que el riesgo de cáncer de mama aumenta en relación con la cantidad de alcohol que se consume. El alcohol puede afectar la función renal de control sobre los niveles de estrógeno en sangre, lo cual aumenta el riesgo.

Tabaquismo. Fumar suele implicar un leve aumento en el riesgo de cáncer de mama.

Exposición al estrógeno. Debido a que el estrógeno en las mujeres estimula el crecimiento de las células mamarias, la exposición a esta hormona durante periodos prolongados ininterrumpidos puede aumentar el riesgo de que se forme cáncer de pecho.

Uso de anticonceptivos orales. El uso de anticonceptivos orales parece aumentar levemente el riesgo de desarrollar cáncer de mama, pero solo durante un periodo limitado. Las mujeres que hayan dejado de utilizar anticonceptivos orales por más de 10 años no parecen presentar un riesgo mayor de padecer cáncer de pecho.

Estrés y ansiedad. No hay pruebas que cercioren que el estrés y la ansiedad aumenten el riesgo de aparición de cáncer de seno pero todo lo que se haga para reducir el estrés y mejorar tu bienestar, te garantizara una calidad de vida satisfactoria. Los llamados ejercicios de conciencia aportarán mucho a tu rutina diaria o semanal.

¿Cuáles son los factores de riesgo que no podemos controlar para evitar la aparición de cáncer de mama?

Peso. El sobrepeso supone un riesgo elevado de padecer cáncer de mama, en especial a las mujeres postmenopáusicas. El tejido graso es la principal fuente de estrógenos que posee el cuerpo tras la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir la hormona. Al aumentar la cantidad de tejido graso, aumentamos el riesgo de padecer cáncer de mama.

Dieta. La dieta es un factor de riesgo para el desarrollo, no solo del cáncer de mama, sino que hay otros  canceres se ven influenciados por malos hábitos alimenticios. Aunque ningún alimento se ha relacionado con el desarrollo del cáncer de mama y no se puede afirmar que la diera puede prevenir la aparición del cáncer de mama, una buena alimentación, equilibrada y saludable, puede ayudarnos a mantener un cuerpo sano y un sistema inmunitario fuerte.

Haz ejercicio. En la actualidad, existen más pruebas que indican que el ejercicio ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama. La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda hacer ejercicio físico entre 45 y 60 minutos al menos 5 días a la semana.

Consumo de alcohol. Algunos estudios revelaron que el riesgo de cáncer de mama aumenta en relación con la cantidad de alcohol que se consume. El alcohol puede afectar la función renal de control sobre los niveles de estrógeno en sangre, lo cual aumenta el riesgo.

Tabaquismo. Fumar suele implicar un leve aumento en el riesgo de cáncer de mama.

Exposición al estrógeno. Debido a que el estrógeno en las mujeres estimula el crecimiento de las células mamarias, la exposición a esta hormona durante periodos prolongados ininterrumpidos puede aumentar el riesgo de desarrollo de cáncer de mama.

Uso de anticonceptivos orales. El uso de anticonceptivos orales parece aumentar levemente el riesgo de desarrollar cáncer de mama, pero solo durante un periodo limitado. Las mujeres que hayan dejado de utilizar anticonceptivos orales por más de 10 años no parecen presentar un riesgo mayor de padecer cáncer de pecho.

Estrés y ansiedad. No hay pruebas que cercioren que el estrés y la ansiedad aumenten el riesgo de aparición de cáncer de seno pero todo lo que se haga para reducir el estrés y mejorar tu bienestar, te garantizara una calidad de vida satisfactoria. Los llamados ejercicios de conciencia aportarán mucho a tu rutina diaria o semanal.

¿Cuáles son los factores de riesgo que no podemos controlar para evitar la aparición de cáncer de mama?

Sexo. Ser mujer es el mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de pecho. Los hombres pueden padecer esta enfermedad, pero las hormonas femeninas están en constante actividad, por ello, de cara a esta enfermedad, las mujeres son más propensas a padecerlo.

Edad. Este es el segundo factor más importante. Las edades comprendidas entre los 30-39 años, el riesgo es de un 0.44%, es decir, 1 en 227.. Después de los 60 años, el riesgo pasa a ser de 1 en 28, o lo que es lo mismo, un 4%.

Antecedentes familiares de cáncer de mama. Si tienes algún familiar de línea directa, tales como madre, hija o hermana, que se le ha diagnosticado con cáncer de mama o tienes varios familiares que han padecido cáncer de mama u ovario (antes de los 50 años), podrías tener un riesgo de padecer la enfermedad.

Antecedentes personales de cáncer de mama. Si ya te lo han diagnosticado en el pasado, el riesgo que tienes de su reaparición en el mismo pecho o en el otro, es mayor que si nunca lo hubiese padecido.

Terapia de radiación en el tórax. Recibir terapia de radiación en la zona del tórax en una edad temprana  (infancia o juventud) como tratamiento para otro cáncer aumenta el riesgo de que forme un cáncer de pecho.

Alteraciones de las células mamarias. Cualquier alteración atípica de las células mamarias que se detecte en una biopsia puede ser un factor de riesgo.

Exposición al estrógeno. Debido a que el estrógeno en las mujeres estimula el crecimiento de las células mamarias, la exposición a esta hormona durante periodos muy largos ininterrumpidos, aumenta el riesgo de que forme cáncer de mama.

Embarazo y lactancia. El embarazo y la lactancia reducen la cantidad total de ciclos menstruales en la vida de una mujer, y esto puede reducir el riesgo de cáncer de mama en el futuro.  Las mujeres que no han tenido niños antes de los 30 años se encuentran dentro de las mujeres que pueden padecer riesgo de tener esta enfermedad. En cambio, las mujeres que han sido madres, el periodo de lactancia reduce levemente la aparición de esta enfermedad.

(Información sacada de http://www.breastcancer.org/)

 

riesgo de cáncer de seno

 

Si quieres recibir más información acerca de los síntomas de cáncer de mamacómo saber si tienes cáncer de pecho, no dudes en ponerte en contacto con Pink Your Self, estaremos encantados de poder ayudarte. Además, en Pink Your Self podrás encontrar los test genéticos que te ayudaran a detectar la aparición del cáncer de mama de forma temprana. ¡No dudes y ponte en contacto con nosotros!

Calculadora de riesgo

CALCULADORA DE RIESGO




Test de valoración

MARQUE LAS CASILLAS AFIRMATIVAS, LE LLEVARÁ MENOS DE 1 MINUTO


Política de privacidad de los datos (Ley Orgánica 15/1999, de Protección de Datos de Carácter Personal):
Tus datos quedarán archivados en un fichero informatizado propiedad de SYNLAB y no serán, bajo ningún concepto, cedidos con fines comerciales a terceros. El fichero está destinado a la atención a los consumidores y la gestión de los asociados, el control de sus consultas y reclamaciones y el envío de publicaciones e información relacionada con las actividades de defensa y protección de los consumidores que SYNLAB realiza. Puedes acceder, modificar, rectificar o cancelar tus datos siempre que lo solicites, pincha aquí.